sábado, 28 de abril de 2012

LA RADIO: UN ESPACIO LAMBAYECANO


A lo largo de mucho tiempo, la radio como medio de comunicación y libre expresión viene realizando las funciones sociales que le competen en este marco regional lleno de corrupción, negligencia y petulancia de autoridades e instituciones que intentan callar a la población lambayecana y despojarla de sus derechos.

En un contexto donde se reprime la voz de la región Lambayeque y donde se juzga la valentía de muchos que han luchado por obtener la libertad de expresión, podemos rescatar y mencionar a numerosos personajes que se ensañaron y se llenaron de fuerzas para combatir contra tales injusticias. Muchos de estos hombres tal vez no siguieron un plan curricular de universidad y no son periodistas profesionales pero son los que permiten a la población expresarse libremente, así como los profesionales que cumplen con este encargo, y no en cuestiones banales, ya que para una población soslayada hasta mandar saludos por la radio es algo realmente importante que le llena de alegría.

Por lo expuesto anteriormente, no debe sorprendernos, que la radiodifusión en la región Lambayeque sea apoyada por la población, pues esta le agradece que le permita alzar su voz de protesta y denunciar a las entidades que están afectando su integridad. Asimismo la radio es un punto de convergencia donde pueden acudir las personas de las distintas provincias; es el medio de fácil acceso e inmediatez  que propicia la comunicación interdistrital y la que da la oportunidad de solucionar los problemas que aquejan a la sociedad. Un ejemplo claro es cuando los radioescuchas hacen llamadas telefónicas para denunciar que en el pueblo joven de San Martín en Lambayeque no cuenta con servicio de agua hace tres días, y que la institución respectiva hace caso omiso de esa situación.

En conclusión la radio en nuestra región está cumpliendo con su función comunitaria, está asesorando a la población en su lucha constante contra los medios y estrategias que tratan de subyugarla para fines de un pequeño grupo, y la está educando para asumir una conciencia ciudadana y democrática, en la que se debe gozar de la libertad de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante el lenguaje, tal como lo reconoce nuestro Constitución política.




 
La radio a disposición de la libre expresión y de la población lambayecana

1 comentario:

  1. Kristhel,
    Tus alcances son buenos, pero materialmente desconectados de lo dicho por tu par.

    ResponderEliminar