sábado, 12 de mayo de 2012

LABOR SOCIO AMBIENTAL DE LA RADIO


Según los índices obtenidos por la Defensoría del Pueblo, en los últimos años se han incrementado los conflictos sociales en el Perú, destacando las diferencias entre la población y la dicotomía Estado – Transnacionales por los problemas medioambientales generados por los proyectos y las explotaciones mineras. Estos conflictos se intensifican cuando el pueblo peruano se siente afectado y amenazado por las consecuencias de las actividades mineras y decide alzar su voz de protesta en contra de los avales de la actividad extractiva (haciendo reclamos violentos porque de otra manera no les prestan atención) y cuando el pueblo asume el rol de víctima del contexto.

Si realizamos un recorrido por la historia de nuestro país podremos encontrar que este problema subsiste desde hace muchos años, sobresaliendo entre ellos: el caso de La Oroya (http://www.youtube.com/watch?v=GlitNaWAT1E) y el caso del proyecto conga, conflictos actuales cuya temporalidad abarca los últimos años. Los mencionados en estas líneas (los más sobresalientes, polémicos y actuales casos) y los que faltan detallar han producido secuelas lamentables para el medio ambiente (contaminación ambiental y devastación de los pulmones de vida), la gente (heridos y muertos), la sociedad (pobreza y extrema pobreza), la relación con el Estado (desconfianza y resentimiento con los “padres de la patria”) y la función de fiscalización del cuarto poder nacional (el centralismo, la política y otros factores inherentes al contexto van desfigurando el perfil de algunos medios de comunicación social y los va desprestigiando). http://bajolalupa.org/01/bll-01-02.pdf

Pues tanto las autoridades respectivas y algunos medios de comunicación se han puesto al servicio de grupos pequeños que dominan la macroeconomía del país y están afectando al grupo mayoritario: el pueblo peruano. Los desenfrenos por incrementar las inversiones extranjeras e ingresos de divisas han llevado a los autoridades electas a concesionar los territorios mineros y parte de los pulmones nacionales sin tener en cuenta la opinión de las comunidades, felizmente hace unos meses se ha aprobado la Ley N° 29785 de consulta previa a las comunidades lo cual constituye un paliativo que aún no es aplicado en su totalidad.

En esta situación, el centralismo de los medios de comunicación, concentrado en la ciudad de Lima, les obliga a recurrir a las fuentes estatales y de funcionarios, aceptando estas posiciones como oficiales (RPP recoge comentario de PPK sobre caso de La Oroya http://www.youtube.com/watch?v=aq5-a5mLhJM)y relegando la opinión de los involucrados, por no conocer los hechos y tener un seguimiento de ellos enfocado desde una perspectiva de la población. Este es una de las grandes desventajas de los medios de comunicación en nuestro país y contra ello deseamos luchar, especialmente nosotros los futuros comunicadores del Perú, para cambiar este perfil y cumplir con el rol social de estos. Otras situaciones que comprometen a los medios de comunicaciones locales o provincianas es que cuentan con una economía precaria, lo cual los hace débiles y dependientes de las entidades públicas, los gobiernos locales y regionales, y de empresas privadas como las mineras. Cualquiera de estos dos casos resulta desfavorable para la población ya que los medios de comunicación son utilizados como portavoces de las actividades mineras y de las autoridades centrales que hoy en día están desentendidas de la población.

Con esto no tratamos de decir que todos los medios de comunicación, o su programación total estén beneficiando a las autoridades y a las transnacionales. Pues conocemos casos concretos de emisoras de radio (porque son los medios con mayor inmediatez, ubicación estratégica y están al alcance de toda la población) que han dado espacio libre a los habitantes afectados por los conflictos socio ambientales porque a ellas les es imposible observar el problema sin involucrarse  y no optar una posición de defensa. Estas radios son en su mayoría de carácter educativo y comunitario que buscan la construcción del proceso de cambio social sostenible con la participación de la ciudadanía. En este sentido están apoyando a las comunidades en su lucha contra las injusticias de las empresas mineras y la indiferencia de las autoridades.
Sin embargo, cuando la población se levanta, las autoridades tratan de aplacarlos con la presencia de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú, y si junto a las comunidades se encuentran algunas radios que respalden sus derechos, las autoridades hacen uso de su poder para callarlos, y  justifican su proceder enjuiciando a estas radiodifusoras comunitarias de sublevar a la gente en contra del Estado peruano. Este fue el penoso caso de la radio La Voz de Bagua, quien tuvo que afrontar el perseguimiento político y las humillaciones por haber brindado espacios de libre expresión a los indígenas quienes estaban descontentos por la venta de sus tierras (a pesar de no ser un caso minero, constituyo un caso socio ambiental).

Entonces el papel que deben desarrollar los medios de comunicación como lidiadores de los conflictos entre las comunidades afectadas y el Estado, es imprescindible, mas sus carencias económicas y la falta de indagación para obtener información enfocada desde la posición de los afectados impiden un buen desempeño de sus labores. Sin embargo, para felicidad de la mayoría e incomodidad de la minoría, existen muchas radios que se desviven por su población, tales como las radios educativas y sociales, que no están dispuestas a quedarse al margen de los problemas y sobre todo no consienten callarse y tapar lo que el Estado hace en coalición con las empresas transnacionales. En este proceso de lucha resulta clave la reflexión y formación de perspectivas para prevenir la violencia y hacer respetar los derechos de las comunidades a través de mecanismos democráticos; también es clave la utilización el apoyo que reciben de la población las radios comunitarias.


Los otros medios de comunicación no le dan la importancia necesaria a los
problemas socioambientales, en cambio la radio hace un análisis profundo
 y apoyan a la población (radio ciudadana)


1 comentario:

  1. Kristhel,
    Buen trabajo, aunque algo cambiante en sí mismo. Mejora tus afirmaciones, o rebátelas con la experiencia de campo.

    ResponderEliminar