viernes, 15 de noviembre de 2013

EL RESULTADO DE LA DEMANDA Y DEL PODER DE LA AUDIENCIA

PALABRAS CLAVES:
Radio, audiencia, calidad, internet, convergencia tecnológica, aliados estratégicos, dinamismo, investigación e innovación.

RESUMEN:
Durante mucho tiempo se pronosticó que la radio iba a desaparecer cuando llegó la televisión y posteriormente el internet, pero hasta el momento se ha demostrado lo contrario pues se ha demostrado que  en un principio con la emoción de la existencia de una nueva plataforma o aparato tecnológico las personas migran, pero luego vuelven porque en la radio encuentran calidad de contenidos, dinamismo, innovación y  creatividad a partir de su investigación de audiencias, de la mano de sus aliados estratégicos. Pues la radio aprovecha las ventajas de la convergencia tecnológica de la comunicación, aprovecha la facilidad de llegar a gran cantidad de personas de maneras diferenciadas, porque permite una plataforma más abierta a la participación, y porque la radio en ellos encuentra también un reto para innovar y mejorar constantemente y estar respondiendo a las expectativas de los oyentes, tanto en la calidad y especialización de los contenidos como en la promoción de sus derechos y en la representatividad que ellos buscan, además que estén a la altura de las nuevas actitudes activas de los oyentes.

De acuerdo a los determinantes de la demanda, la calidad del producto establece el precio de mismo y por ende influye en la demanda, por ejemplo, el bien adquiere un precio alto por ser de buena calidad y la demanda se mantendrá por la calidad. De igual forma, la calidad de los productos radiofónicos es lo que logra mantener a la audiencia, es decir la audiencia no migra cuando considera que lo que está escuchando es de buena calidad y tiene valores agregados que satisfagan sus expectativas y necesidades, y que promuevan y defiendan sus derechos. Cuando el contenido radiofónico es de calidad, el oyente lo busca hasta en las nuevas plataformas tecnológicas como el internet, en los aparatos tecnológicos como el Ipod, el mp3 y el podcast, en los lugares tradicionales como la casa, y en los lugares por donde nos desplazamos, es decir la radio a pesar de los años y de la posible amenaza que significa la convergencia multimedia, sigue siendo omnipresente, contra todos los pronósticos que sostuvieron que desaparecería con la llegada de la televisión y del internet. Sin embargo, no podemos mitigar el poder de las nuevas tecnologías de la comunicación, porque nos ofrece ventajas que si no son aprovechadas por la radio pueden marcar el camino a su debacle, tal como lo señala Javier Ballesta Pagán:
“Estamos en la era Internet, plataforma de comunicaciones, medios y servicios que está modificando todas las concepciones tradicionales… Internet puede ser competitiva con la radio, pero también su gran aliada…”
Para aprovechar las ventajas de la convergencia tecnológica en comunicación, la radio debe seguir siendo dinámica, debe apostar por la innovación y debe continuar con la investigación. Es decir, utilizar estrategias para formar parte de la sociedad de la información, la cual lleva consigo la convergencia de medios y que en tal convergencia debe integrarse la radio. El dinamismo es un gran punto a favor, porque la amplia gama de contenidos que ofrece la radio para todas las personas logra mantenerla cerca de su audiencia, es así que los jóvenes con tanta tecnología que tienen disponible a su alrededor siempre sintonizan una emisora, tal como lo señaló Raina Constantinova, directora de Radio de la Europian Brodcasting Union en Suiza, durante su conferencia en la 7° Bienal de Radio. Sin embargo nunca debemos subestimar los beneficios que otorga investigar para conocer a la audiencia, es decir: dónde vive, cuántos años tiene, a qué se dedica, que es lo que piensan, lo que necesidad, cuáles son sus expectativas, qué tipo de programas prefieren, en qué horarios, qué cambios se deberían experimentar, para esto es válido todas las herramientas de investigación disponibles (encuestas, focus groups, rating, método coincidental, diario de escuchas, audímetros, etc.), todos estos datos siempre van a servir a las emisoras radiales para innovar teniendo presente a sus oyentes.
El dinamismo y la investigación son factores muy importantes para la radio que se complementan con sus elementos y la imaginación, pues es un medio sensitivo que a través de los oídos logra crear imágenes mentales en los oyentes, además que con creatividad se puede innovar sus contenidos, su lenguaje, su programación, su publicidad, etc., para hacerlos más atractivos y para lograr que la comunicación radiofónica sea más eficientes, además los cambios creativos generan diferentes y mejores respuesta de la audiencia a las campañas sociales, publicitarias y del Estado, lo cual motiva hasta nuestros días a muchos anunciantes a preferir y apostar por la radio. del mismo modo, el cambio innovador que determina la calidad de la emisora, ya sea en lo analógico o digital, ante los oyentes es que promueva sus derechos, los cuales se convierten en los pilares de la radio: derecho a recibir información verídica, a elegir y a ser escuchados, derecho a la seguridad, a no ser discriminados, a la protección, derecho a la educación, a la compensación, derecho al rol protagónico y no a un pasivo, además tienen derecho a ser apoyados para afrontar los problemas sociales a través de campañas de información, de servicios de asesorías y la representación.
Estas son algunas de las estrategias usadas por la radio para satisfacer las expectativas de los oyentes, los cuales le dan el poder a la radio, ellos eligen el contenido, pues la tecnología no puede salvar el contenido deficiente. Por más que la radio se apoye de la tecnología, mientras ella no suene y se vea diferente a las demás ante los escuchas, no tendrá éxito. Tal como lo refiere Juan Gallego y María García Leiva:
“La estéril discusión sí sobre lo que suena en el internet es o no es radio no debería hacer perder de vista que la radio ha sido hasta ahora lo que la sociedad, profesionales del sector, políticos y empresarios han querido o aceptado lo que fuera…”
El poder de las personas para definir lo que es la radio también se demuestra en la transición y en los cambios programáticos que ha tenido que realizar para responder a los intereses y necesidades de los escuchas, pues ha avanzado de una masiva y clásica parrilla programática a una hiperfragmentada y especializada de acuerdo al ritmo que la audiencia elige, la radio está respondiendo asertivamente gracias al uso estratégico del internet, plataforma que ha conseguido ser el pionero de la distribución de los contenidos sin encontrar ninguna barrera física, por ejemplo, si no gustamos de ninguna emisora nacional podemos escuchar alguna otra de Europa.
Sin duda alguna para que la radio siga adelante como lo ha hecho hasta ahora, necesita persistir con su dinámica, innovar como emisora y realizar investigación de su audiencia constantemente. A partir lo cual puede avocarse al desarrollo pleno de una política comunicativa que responda a la transformación de las audiencias que han adquirido una actitud más participativa y específica por su relación con las nuevas tecnologías. Según Philip Nápoli, la radio debe responder al esquema de las cinco categorías en las que pueden estar los intereses y deseos de la audiencia a partir de su interacción con diversos servicios digitales, estas categorías son: la búsqueda (qué busca la audiencia), la valoración del contenido (la crítica y los datos cuantitativos de sintonía), la participación (a través del teléfono, las redes sociales y otros mecanismos más personalizados y cercanos), la respuesta (actitudes de la audiencia a partir de lo que han escuchado referente a un tema)  y la producción de contenidos (entradas de blogs, podcast, etc.), todo este plan le da a la audiencia lo que siempre a anhelado, un papel activo en la radio, como lo señala Juan Gallego, la audiencia actual puede tener hasta siete funciones: creación, programación, financiación, remezcla, participación, activismo y escucha.
Con todo esto podemos decir que la radio aún sigue en el camino y que no se ha visto devastada con la presencia de la televisión ni del internet, más bien está haciendo de este último su aliado para llegar a otro públicos a los cuales antes no tenía acceso, además de ponerse en alerta de competencia para aprovechar al máximo todos los datos cuantitativos y sobre todo cualitativos que tenga respecto a la audiencia y a partir de ellos para proponer alternativas innovadoras que satisfagan las expectativas de los seres que le dan razón de existencia, y así seguir siendo un medio joven como la llamó Alejandro Lares Rodríguez, presidente de la Asociación de Radiodifusión del Valle de México.

CONCLUSIONES:
1.       La radio es un medio de comunicación joven caracterizado por el dinamismo de sus contenidos dirigidos a varios grupos de personas, su investigación de audiencia para conseguir datos cualitativos y cuantitativos que influyen en la innovación de la emisora, tanto en su programación, en sus propuestas de trabajo, en su apertura a los oyentes, con la finalidad de satisfacer sus expectativas y necesidades.
2.       Según la perspectiva de la audiencia radiofónica, es ella la que determina la existencia y permanencia de los contenidos de la radio por  más uso de tecnología que hagan, pues esta última no puede hacer que un producto de baja calidad funcione y guste a los oyentes.
3.       La investigación de las audiencias es determinante en la evolución de las radios ante la presencia de las plataformas tecnológicas como el internet, en este caso es válido todos los mecanismos de medición de audiencia y de control, por ejemplo el rating, el método coincidental, el diario de escucha, audímetro, etc.
4.       La radio se beneficia de las ventajas del internet, convirtiéndolo en un aliado estratégico para llegar a mayor número de personas, ya que facilita satisfacer las expectativas y necesidades de los oyentes, logrando desarrollar cinco categorías de involucramiento de la audiencia con el medio radiofónico y la convergencia tecnológica: búsqueda, valoración, participación, respuesta y producción. Además que la audiencia busca que el medio de comunicación la represente y promueva sus derechos.

REFERENCIAS:

GALLEGO Pérez, Ignacio y García Leiva, María, Sintonizando el futuro: radio y producción sonora en el futuro, Instituto de radio y televisión española, Madrid. http://books.google.com.pe/books?id=q7bljengzs0C&printsec=frontcover&dq=GALLEGO+P%C3%A9rez,+Ignacio+y+Garc%C3%ADa+Leiva,+Mar%C3%ADa,+Sintonizando+el+futuro:+radio+y+producci%C3%B3n+sonora+en+el+futuro&hl=es&sa=X&ei=uAiHUu7tH9DKkQe8s4CwAQ&ved=0CC4Q6AEwAA#v=onepage&q=GALLEGO%20P%C3%A9rez%2C%20Ignacio%20y%20Garc%C3%ADa%20Leiva%2C%20Mar%C3%ADa%2C%20Sintonizando%20el%20futuro%3A%20radio%20y%20producci%C3%B3n%20sonora%20en%20el%20futuro&f=false

JENKINS, Henry, La cultura de la convergencia de los medios de comunicación, Paidós comunicaciones, 2006, España. http://books.google.com.pe/books?id=tKa__GTyIzkC&printsec=frontcover&dq=Convergence+culture:+La+cultura+de+la+convergencia+de+los+medios+de+comunicaci%C3%B3n&hl=es&sa=X&ei=UwqHUqiwGIe8kQeXjoGgBg&ved=0CC4Q6AEwAA#v=onepage&q=Convergence%20culture%3A%20La%20cultura%20de%20la%20convergencia%20de%20los%20medios%20de%20comunicaci%C3%B3n&f=false

LÓPEZ García, Xosé y Pereira Fariña, Xosé, Convergencia digital, Universidad Santiago de Compostela, 2010. http://books.google.com.pe/books?id=t1Qp5XTVcEkC&printsec=frontcover&dq=Convergencia+digital:+reconfiguraci%C3%B3n+de+los+medios+de+comunicaci%C3%B3n+en+Espa%C3%B1a&hl=es&sa=X&ei=jwuHUuviLYjokAfin4DwCQ&ved=0CEAQ6AEwAA#v=onepage&q=Convergencia%20digital%3A%20reconfiguraci%C3%B3n%20de%20los%20medios%20de%20comunicaci%C3%B3n%20en%20Espa%C3%B1a&f=false

1 comentario: