jueves, 10 de abril de 2014

FORTALECIENDO EL IDIOMA QUECHUA

En el ultimo “Taller descentralizado para la formación de la escuela de comunicación indígena e intercultural en Perú”, realizado en la ciudad de Chiclayo el 3, 4 y 5 de abril, participaron comunicadores comunales de Sechura, Catacaos, Ayabaca, Cañaris, Incahuasi, Araunajda, Jayanca, Reque, Huaráz, Huermey y Cajamarca; delegados de la Red de Comunicadores Indígenas del Perú; de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas; estudiantes y periodistas. En este evento, la dirigente de la comunidad campesina San Juan de Cañaris, Rosa Sara Huamán Rinza, denunció que en muchos caseríos quechuas del distrito andino de la provincia de Ferreñafe, faltan profesoras y profesores de habla quechua, que reemplacen a los maestros de habla castellana en las escuelas de la zona: “la presencia de profesores castellanos en caseríos quechuas, es un problema, donde los niños de inicial y los primero grados sufren, pues tienen al quechua como lengua materna y no entienden a las maestras que llegan de la cosa”.

Sra. Rosa Sara Huamán Rinza/
 Créditos: Vania Cabrejos Purizaca

Este es un gran problema que aqueja a los niños de la sierra de Lambayeque, y muchas veces las autoridades no le dan la importancia necesaria a pesar que saben que la lengua materna de la población es el quechua y que el Ministerio de Educación dispone que los docentes que van a enseñar en zonas con otros idiomas como el quechua, el aimara, etc., ellos tienen el deber de ser bilingües.

En contraste con esta realidad, me llamó mucho la atención que en la misma sierra del departamento pero en el distrito de Salas, en la Institución Educativa N° 10214 “Abel Ramos Purihuamán” del centro poblado La Ramada, la alumna Rosa de la Cruz Carlos ha sido elegida como las Shipash del año 2013 (doncella quechua), por su correcta y destacada pronunciación del idioma quechua. Este evento se realizó con la intención de elogiar y promover que este idioma se siga practicando e incentivando desde el ceno familiar y en las instituciones educativas, con la misma intensión Rosa de la Cruz fue premiada en su momento por la UGEL – Lambayeque durante la elección de la doncella Mochica.

Si bien es cierto en el mismo departamento tenemos una variada riqueza de culturas y de expresiones de las mismas, por un lado del vasto territorio está el idioma mochica (como preservación de una cultura pre-inca), por otro lado el quechua (idioma oficial en la sierra del Lambayeque) y el español (idioma de la zona urbana del departamento). Pero debemos desarrollar un proyecto que facilite la práctica y preservación del quechua, y que mejor si trabajamos con los niños que nacieron y están creciendo escuchando este idioma, de esta forma también eliminar las barreras de comunicación que se producen con sus profesores y que no permite que ellos se entiendan mutuamente. Si tenemos la ventaja de tener a una shipash en Salas, a otros niños y adolescentes que conocen y practican el quechua, debemos aprovecharla para que los docentes aprendan de ellos. Es decir, buscar como un aliado estratégico a los directores de las UGELES respectivas (Lambayeque y Ferreñafe) y coordinar con ellos un encuentro entre los docentes y estos estudiantes, una vez o dos al mes para que se comparta información y nociones de las palabras en quechua y así ponerlas en práctica, o dentro de los mismos distritos realizar reuniones donde los profesores puedan aprender de los mismos padres de familia, con el interés de que los niños no se vean perjudicados. Asimismo lograr un compromiso de las autoridades regionales de educación y de alguna institución pública o privada que dicte este idioma, para realizar cursos que certifiquen la participación y el aprendizaje de los docentes que están destinados a las plazas de las zonas de Incahuasi y Cañaris.

Además de ello es necesario, elaborar un itinerario de visitas a la zona andina de Lambayeque para que los supervisores acudan y verifiquen la calidad educativa que se está impartiendo en las aulas de estos centros educativos, y con la presión que ellos ejercen con su presencia lograr que los profesores cumplan con su trabajo y no abandonen a los niños como señala la Sra. Sara Huamán, y para que empiecen a cumplir con cabalidad el plan curricular.


La mejora de la realidad educativa en los distritos andinos de Ferreñafe, depende de la consecución del compromiso de los directores de las UGELES, de los docentes que laboran en estas zonas, y la motivación que se forje en los niños y adolescentes de habla quechua, para poder reunirse y aprender de los nativos de esta lengua a comunicarse con ellos, para poder aplicarlos en sus instituciones educativas, e ir reduciendo el abismo que hasta el momento los separa de los niños. Asimismo de la sensibilización de los docentes respecto a la necesidad de capacitarse con cursos de quechua que pueden llevarlos en los periodos vacacionales, en este caso con un monitoreo y evaluación de las autoridades educativas, quienes son los responsables directos de enviar profesores competentes para que cumplan con el plan curricular, que en estatuto puede tener las mejores intenciones al exigir que los docentes dominen un idioma oficial además del español, pero que en la práctica no se realiza hasta la fecha en estos distritos. Por lo que una comunicadora de estas comunidades y madre de familia expone la realidad educativa, exige a las autoridades tomen las cartas en el asunto, y encomiendan a los comunicadores sociales comunitarios planteen y desarrollen estrategias que los ayude a que su realidad educativa cambie para bien.

Ejemplo de un colectivo interesado en la enseñanza
del quechua en otro departamento del Perú, donde
tiene una buena acogida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada