viernes, 11 de abril de 2014

UNA RADIO EN QUECHUA

La problemática de no contar con docentes que conozcan y que hablen quechua en las instituciones educativas del distrito de Cañaris, atentan directamente contra la integridad y los derechos de los niños que acuden a estudiar en dichas instituciones. Según la oficial de educación de la UNICEF, Carmen López: “si la escuela es íntegramente en castellano, es una de las peores violencias que se le puede hacer a un niño. Un niñito de 5 a 6 años, que llega a la escuela solito, caminando si desayuno… que tiene expectativas y curiosidad por saber qué cosa es eso de la escuela, que los padres hacen todo el esfuerzo para que vaya y lo eximen de las tareas de la casa, con un esfuerzo le compran un cuadernito y resulta que no entienden nada…” [1]



No hay lugar a duda, en estas condiciones el aprendizaje es imposible, los niños se ven afectados y los padres de familia desesperados, porque no solos se les impone un nuevo idioma a la fuerza sino también que se les exige que lo comprendan, dejando de lado su idioma nativo con el que se relacionaron en los primeros años de su vida, hecho que en muchos de los casos genera que se deje de practicarlo y en el peor de los casos, con el pasar del tiempo, se desaparece de un espacio social donde era practicado, como fue el caso de muchas de las lenguas ahora muertas, que fueron apagados directa o indirectamente por el sistema.

Ante la denuncia de la Sra. Rosa Sara Huamán, conocimos parte de una realidad que durante este tiempo ha sido ajeno a muchos de nosotros, por lo que creo conveniente hacer hincapié en este tema a través de más propuestas. Para complementar la iniciativa o idea de “fortalecimiento del quechua”, propongo que con ayuda directa de los dirigentes de las comunidades campesinas de Cañaris y los comunicadores indígenas de esta zona del país que serán capacitados (de acuerdo a la disposición del último Taller descentralizado para la formación de la escuela de comunicación indígena e intercultural en Perú) a través de la Escuela Itinerante de Comunicación Indígena Intercultural en Perú, se instale una radio con fines educativos y participativos que involucre a los niños de habla quechua, en una primera etapa en el mismo distrito de Cañaris. Con esto no me refiero a un radio con los equipos tecnológicos que puede tener cualquier otro en la zona urbana del departamento, sino que podemos conseguir un espacio en la capital del distrito o en la institución educativa  estratégicamente, y a través de un megáfono dar a conocer el mensaje durante una hora o treinta minutos dentro del horario educativo. La programación de esta radio no sería completa, pero en un primer instante es necesario crear el programa “Yachasun runasimi” (aprendamos juntos), donde los niños organizados y guiados por los comunicadores indígenas de esta zona, y con el apoyo de los padres de familia, realicen  contenidos con sus voces, sobre diferentes temas de su ambiente familiar, de su distrito, de sus costumbres (historia  y valoración de su idioma), incluso de temas educativos del nivel inicial cómo los colores, los números, las palabras básicas, etc.



Esta iniciativa se plantea con la finalidad que los niños no pierdan la costumbre de escuchar a más personas hablando su idioma, para que lo pongan en práctica aún fuera de casa, y para que los profesores se sensibilicen de la importancia que tiene que ellos aprendan este idioma para poder comunicarse con los alumnos y si es que desean participar de la iniciativa mucho mejor.

La utilización de un medio de comunicación, en este caso la radio, para una causa educativa y de participación de niños y otros agentes de las comunidades es muy importante porque genera empoderamiento de este espacio, y que este mismo se convierta en una escuela más donde todos puedan participar  y puedan seguir sembrando, regando y cosechando una expresión cultural que debe mantenerse y enseñarse a pesar de las dificultades que se presentan en el sistema, por lo que es necesario que los adultos encargados del seguimiento y organización de los niños, que sean cercanos a ellos por el dominio de su idioma, estén capacitados para consolidar la iniciativa, y el proyecto pueda pasar a una segunda etapa que sería trabajar con las comunidades campesinas, centros poblados y caseríos.


________________________________________________
[1] Educación básica, equitativa y de calidad, entrevista a Carmen López, oficial de Educación de UNICEF.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada